7 de cada 10 pymes españolas tienen su propia app

Article written by: Aileen Zaera

En España se realizan, al menos, 1.4 millones de descargas anuales de aplicaciones móviles, por lo que este país se convierte en el 5to país que más compra a través de las aplicaciones, siendo que el 40% de las ventas online de las compañías se realizaron por este medio.

Cada día son más las compañías que están conscientes de la importancia de diseñar una app corporativa, de hecho, se estima que en el 2017 se invertirán unos 1.57 billones de euros en las comunicaciones móviles, ya que, según palabras de la representante de Upplication, Cristina Díaz, “en España siete de cada 10 pymes cuentan con una app, o están planteándose crearse una próximamente”.

Contratar desarrolladores es la mejor inversión

Cada día más usuarios se conectan a internet a través de los dispositivos móviles, tan sólo en España existen casi 30 millones de usuarios de smartphones, por lo que una de las maneras más efectivas para llevar la compañía a un mayor número de clientes potenciales es diseñar una app.

Se puede contar con diferentes tipos de apps para la compañía, por ejemplo, se puede conseguir un mcommerce, que es una aplicación para ventas online, o diseñar una app enfocada en el “Branding”, o promoción de la marca, lo que aumentará los beneficios de una forma completamente exponencial.

Pero para que una app tenga éxito, no basta sólo con crearla, sino que debe ser diseñada con el mayor cuidado posible, para que esta sea completamente funcional, lo que sin duda le dará un impulso por completo al negocio; en este caso siempre es mejor contar con un equipo de expertos desarrolladores, de esta forma se podrá tener una app práctica, útil, funcional y que ayude a capturar un mayor número de clientes.

http://www.larazon.es/

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, creemos que ha aceptado su uso.